Filosofía del Video Social 10: “Contar historias”

Fil_sofos_FINAL_10
La imagen dinámica, como medio expresivo sucesivo, no simultáneo, mueve en la psicología del espectador hilos afines al arte de la palabra. Quizá por eso, tanto a mis amigos videógrafos como a mí, nos guste decir que “contamos historias”; aunque no siempre seamos conscientes de que esas “historias” seguirán constituyendo obras inconclusas, crónicas, reportajes y expresiones documentales en perpetua mutación.

Ahora bien, ¿somos los autores de las historias que “contamos”? A primera lectura afirmo sí, está claro que lo somos; luego recuerdo que esa categoría, la de autor, tampoco escapa a la metamorfosis continua ni a dificultades de orden filosófico. Michel Foucault, en 1969, se preguntaba “¿Qué es un autor?” y Roland Barthes, un año antes, ya había planteado la “Muerte del autor”; si bien sus reflexiones se enmarcan en el terreno de la literatura, podrían aplicarse sin dificultades al ámbito de la realización audiovisual: el universo literario posee muchos puntos de contacto con el videógrafo y su tarea. Barthes explicaba que darle a un texto un “autor” es imponerle un seguro, es proveerlo de un significado último, cerrar la escritura.

De igual modo que re-interpretamos (volvemos a interpretar) el mismo libro con la segunda lectura, el devenir influye en la percepción del producto audiovisual. Heráclito, el filósofo de Éfeso, manifestaba que “en los mismos ríos entramos y no entramos, ya que somos y no somos los mismos”. Él pensaba que las cosas existen aunque no esencialmente, pues cambian continuamente. Parafraseando una mala traducción de las líneas de Heráclito, diré que “nunca volveremos a ver dos veces el mismo video”. “Nada permanece fijo y estable. Todo fluye. Todo cambia y se está haciendo siempre y en este hacerse, en la continua transformación, consiste la esencia de las cosas, las cuales son y no son a la vez”.

Las historias que los videógrafos “contamos” acabarán escapando de nuestra intención de significación. La imagen siempre es polisémica; me refiero a que, por su naturaleza, abarca pluralidad de sentidos. No niego la existencia de una “historia contada”, procuro demostrar que las parimos bajo el signo de la diversidad. Sucesos breves, objetos, detalles… incluso los silencios, estarán abiertos a nuevos entendimientos. La exégesis está en el destino, en el espectador. Barthes, apelando al sentido figurado, concluye: El nacimiento del lector (espectador) se paga con la muerte del “autor”.

Ariel García
Realizador Audiovisual

Filosofía del Video Social / Proyecto de Ariel García

Ariel García

Crea tu insignia

Anuncios

FIlosofía del Video Social / Tesis de Ariel García

La Escuela de Atenas FINAL FINAL CON ILUMINADOR

Hace poco más de un año, comencé la escritura de una tesis que podría juzgarse ambiciosa: “La Filosofía del Video Social”, con algunas entregas traducidas al idioma inglés. En mi enfoque, la Filosofía del Video Social se concibe como un sistema que estudia el modo en que los realizadores audiovisuales “crean” el video social y ahonda tanto en el contexto donde ejercita su labor como en el propósito final de la obra que compone. Podemos deducir que se trata de un proyecto inacabable, una característica favorable, según mi criterio, ya que permite dejar siempre abiertos los espacios para la reflexión. Gracias por la lectura.

Filosofía del Video Social / Proyecto de Ariel García
https://www.facebook.com/filosofiadelvideosocial

Ariel García

Crea tu insignia

Nominación al premio “Lente de Oro 2015”

VIDEOMAKER DEL ANtildeO 05_zps9batq3or

La noticia me ha dado mucha felicidad. Ayer me comunicaron que estoy nominado al premio “Lente de Oro”, como mejor videógrafo internacional 2015. La lista está integrada por realizadores audiovisuales de diversos lugares del mundo, personas a quienes admiro y respeto. Acepto con humildad el reconocimiento, que impulsa a seguir superándose en este oficio de “rescatador de recuerdos”, donde tantas veces conquistamos con la imagen y mostramos con la palabra. Mi gratitud y cordial saludo para todos los compañeros.

Más información: Lente de Oro 2015

Ariel García

Crea tu insignia

Ariel García formará parte del Jurado en Inspiration Awards Edición 7 / Brasil

Encabezado con ciacuterculo LOGO INSPIRATION cop

Quiero compartir este inmenso orgullo con ustedes. Hace unos días, me llegó desde Brasil una grata invitación; Frankie Costa, fotógrafo brasileño de elevada jerarquía profesional y Director Ejecutivo de Inspiration Photographers, me proponía formar parte del jurado en la Séptima Edición de Inspiration Awards, el mayor directorio de fotógrafos y videógrafos de América Latina, responsabilidad que acepté con gusto. Me encargaré de examinar y calificar una determinada cantidad de realizaciones audiovisuales, enmarcadas en el sector de las bodas. El jurado, al que ahora me he incorporado, está constituido sólo por tres personas; mi felicitación y respeto para los dos compañeros con quienes, en el área del video, compartiré este compromiso: Pablo Costa (España) y George Kasionis (Grecia).

Jurados Inspiration Awards 7 / Brasil

Ariel García

Crea tu insignia

Salir a contar mi oficio

ArielGarcia003SeminarioCA.jpg

En muchas oportunidades diserté ante colegas, pero estas ponencias nunca cruzaron el cerco profesional; es decir, el seminario estaba orientado exclusivamente a compañeros videastas. La experiencia vivida la pasada semana en la Expo Boda y Quince Rosario 2015, dirigiéndome a un público masivo (no profesional) interesado en realizar una boda o fiesta de quince años, volvió a convertirse en una ocasión memorable. Del mismo modo que obrara en la Expo 2014, intenté trasladar lo mejor de mis años de labor ininterrumpida y dejar en los asistentes las sugerencias más honestas y consejos que consideré les serían de provecho.

¿Por qué he aceptado la invitación que me hicieran llegar los organizadores del evento? Porque ese público al que me dirigiría forma parte de la sociedad que hace necesaria mi existencia como realizador de videos. Porque entendí y entiendo que nuestra actividad no se desarrolla en un ámbito aislado sino comunitario. Porque he querido y quiero profundizar mi compromiso con quienes favorecen el desarrollo de mi labor. La oportunidad de compartir conceptos y reflexiones con un auditorio diverso puede trocarse en una vivencia tan valiosa como inolvidable.

Alguna vez escribí, que tal vez la velocidad y la ceguera con que los seres humanos cursamos cada día, combinada con un abanico de esnobismos tecnológicos y la convicción peregrina de que una cámara no requiere la experiencia de un operador para alcanzar mejores resultados, hayan sido piezas influyentes en la conducta de algunas personas que no se detienen lo suficiente a sopesar el valor que representa el rescate de recuerdos en manos de un profesional idóneo. Somos nosotros, entonces, realizadores y fotógrafos, los primeros responsables de motivar a esa fracción del público para que distinga la trascendencia de la tarea que llevamos a cabo.

Si entendemos que existen determinadas tendencias sociales que desfavorecen o subestiman nuestro oficio, contrapongámoslas, entonces, con argumentos, actos y razones; pero ya no sólo dentro de foros y grupos exclusivos para profesionales, hagámoslo afuera, extendamos la voz hasta el terreno donde “escucha” nuestro cliente posible. Salgamos a contar nuestro oficio.

Porque considero beneficiosa la existencia de comunidades virtuales donde los realizadores nos reunimos para departir y compartir, soy administrador de Fotógrafos y Videastas Profesionales Argentinos y uno de sus fundadores, un grupo localizable en facebook; pero no dejo de reconocer tanto las limitaciones de estos grupos como los impedimentos para conseguir determinados propósitos. Quienes persiguieran extender o reivindicar el mérito de nuestro oficio o alcanzar la valoración (o revaloración) de nuestra actividad, no siempre podrían lograrlo desde estos espacios velados al resto del mundo.

El pasado domingo 17 de mayo, volví a comprender que hablar ante el público no profesional, contar mi experiencia, enseñar, sugerir, exponer y sacar mi oficio de la panza de la Internet era, en cierto modo, “salir a la calle”, “salir a contar mi oficio”. Para lo que no necesité, por supuesto, montar un piquete ni mucho menos, sino aprovechar mis herramientas y lo mejor que con ellas los realizadores audiovisuales podemos hacer: conquistar con la imagen y mostrar con la palabra.

Ariel García
Realizador Audiovisual

Ariel García

Crea tu insignia